3 minutos

No te lo vas a creer, pero ya estás haciendo CRM

El Customer Relationship Management va de gestión,  tecnologías y estrategias enfocadas en la relación con el cliente.

3 minutos

Según la Gestalt, “el todo es más que la suma de las partes”. Si aceptamos el mantra de la escuela alemana, estamos abocados a aceptar que la construcción estética contiene una gramática propia, unos elementos básicos que en su conjunción forman un todo con entidad propia, pero disoluble y flexible. 

¿Tienes una plataforma donde un usuario puede registrarse mediante un formulario?

¿Sí? Pues no te asustes, pero ya estás haciendo CRM. CRM es la sigla utilizada para Customer Relationship Management y se refiere al conjunto de prácticas, estrategias de negocio y tecnologías enfocadas en la relación con el cliente.

Si ya tienes la práctica y la tecnología, puede que ahora lo único que te haga falta es una estrategia clara para gestionar mejor la relación y que esta llegue a buen puerto: El Dorado del Marketing Digital, LA CONVERSIÓN.

Pongamos que esa plataforma es de e-commerce y que, en ella, todos los usuarios que te compran terminan registrando en una base de datos (BBDD) todos sus datos personales asociados a productos que, o bien les gustan, o bien compran. Pues ahí tienes el primer paso para entablar una relación con ellos: sabes qué les gusta.

¿Es importante tener una estrategia de CRM para la gestión eficiente del ciclo de negocio digital?

Convertirás más e invertirás menos

Pero ahora toca activar conforme a una estrategia de negocio meditada. Conviene apuntar que la irrupción de la era multidispositivo convierte los canales personales en áreas privadas en sí mismas; es decir, una aplicación móvil bajo login debe mostrar contenido segmentado, no genérico, por lo que ya estamos comunicando oferta relacional.

Nuestra estrategia no puede descansar única y exclusivamente en el email marketing o las redes sociales como canales de activación, debemos adaptar los contenidos a cada canal y personalizarlos para cada usuario.

La buena gestión de un CRM para rentabilizar esfuerzos

A partir de aquí, optimizar tu herramienta o mejorar ratios de conversión requiere, en primer lugar, del análisis de los datos para generar conocimiento inferido para, después, activar las palancas adecuadas siempre alineadas con la estrategia y objetivos de negocio.

La misión es conocer cómo se comporta cada usuario en cada dispositivo y las causas que motivan la compra. Es conocer tanto el qué, el cómo, el cuándo y el porqué para adaptar tanto el discurso como el producto.

Seguirás haciendo CRM, sí, pero está vez sobre una estrategia consciente y optimizada en función de tus objetivos de negocio. Convertirás más e invertirás menos.

Compartir

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin

Contacto

¿Quieres convertir más e invertir menos?

Escríbenos.

Blog

Post relacionados.

Fidelización de usuarios. Y eso… ¿cómo se consigue?

Elaborar una estrategia clara en la que marquemos qué acciones del ciclo de vida del consumidor (customer life cycle) necesitamos para realizar pronósticos cada vez más concluyentes resulta fundamental para construir un mapa de contactos con el cliente.

Neobancos, referentes en UX e innovación

Cada cierto tiempo surgen nuevos modelos de negocio que repiensan y revisan antiguos modelos que adolecen de problemas típicos de las grandes estructuras, y el sector de la banca y el negocio financiero también están sufriendo esta revolución.

Ir arriba